jueves, 14 de mayo de 2009

HUELLAS VIVIDAS



No me quiteis las marcas del rostro,
los surcos que horadó el arado de mis días,
los canales donde bajaron mis lágrimas,
la madera que enmarca el color de mis miradas.

No han pasado muchas corrientes por mi cauce,
pero ya he notado el golpear del agua en mis diques,
me han sobrevolado palomas anunciando alegrías,
me han atacado halcones con garras dolorosas.

Estoy a mitad del camino, queda mucho por recorrer,
no se han gastado mis suelas, mis zapatos aguantan,
mis ropajes humildes resisten el viento, no se rompen,
Hechos con telas eternas, cosidos de experiencias.

No me asustan las esquinas del tiempo,
no temeré lo que pueda encontrarme,
tengo los antídotos contra muchos venenos,
de serpientes que me apresaron, pero sobreviví.

No quiero borrar mis huellas, dejarlas estar,
son las páginas escritas con la tinta de lo vivido,
son los espejos donde reflejar los años caminados,
son testigos del ayer, interrogación abierta del mañana.


J.Carlos

20 comentarios:

Tempus fugit dijo...

Llegar a lo que se supone la mitad de la vida de uno nos da algo muy importante: experiencia, también se dejan atrás muchos miedos, mucha lucha e incertidumbres, no quiero decir con ello que dejen de existir preocupaciones, la vida es como es, pero si algo se ha aprendido es ahora cuando lo p odemosponer en práctica. Me ha gustado mucho y la imagen que has escogido también.
Saludos y buenas noches.

Florencia Botta dijo...

Te imagine caminado hacia delante con paso lento tranquilo, de vez en cuando mirando hacia atrás recorriendo con una amplia mirada aquellas huellas dejadas y tus años reflejados en tus nombrados espejos...en la mano llevabas esos antídotos contra venenos pasados y próximos tal vez.
Yo creo que no necesitas más nada que estar conforme con lo vivido y dispuesto a vivir preparado con tu mejor arma que es la experiencia y dispuesto a aprender aun más.
Que siga esa magia en tus escritos…nos vemos en la esquina del tiempo…

Me has hecho pensar… ¿tendré esos antídotos contra venenos, tu que crees?

Florencia

MirianAguilar dijo...

Estoy a mitad del camino, queda mucho por recorrer,
no se han gastado mis suelas, mis zapatos aguantan,
mis ropajes humildes resisten el viento, no se rompen,
Hechos con telas eternas, cosidos de experiencias.

Hermoso mensaje.. J.C.

Saludos amigo..Bendiciones..

J.Carlos dijo...

Mar, la vida es continuo aprendizaje, como bien dices, si no caeríamos continuamente en los mismos errores, y esa supuesta inteligencia que tenemos nos valdría para bien poco.
Me alegro que te gustara, y gracias por visitarme.
Saludos

J.Carlos dijo...

Florencia, me imaginaste bastante bien, muchas veces las palabras son tan reveladoras como una imagen. Lo vivido ya es pasado, pero sus enseñanzas perduran; ¿preparado para el mañana?, no lo sé, intentaremos hacerlo bien, y no perdernos.
Por lo que te he leído, creo que tienes la personalidad y la riqueza interior suficiente como para enfrentarte a todo, tienes esos antídotos, seguro, pero primero impide que te inyecten esos venenos, hay muchos y siempre acechan, no te dejes.
Gracias por visitarme, hasta la próxima.
Saludos

J.Carlos dijo...

Gracias Mirian, para llegar hasta aquí, hemos dejado girones de vida en el camino. Pero me quedan suficientes fuerzas, eso creo, para continuarlo.
Gracias por pasarte.
Saludos

De Tejada dijo...

Y a través de la red encuentra uno que aquél viejo amigo con quien ha compartido Toledo y Salamanca, algún Marie Brizard, un Chrysler 180, Parsons y Oldfield, y la situación de los países del Este (sobre todo Albania), ... es un completo desconocido. Será que el mundo para muchos de nosotros es como una de esas imágenes de la Primera Guerra Mundial en blanco y negro tomadas a ras de suelo, con soldados corriendo entre explosiones a refugiarse en la trinchera. Algunos al menos no nos hemos atrevido a asomarnos de la trinchera. Celebro que hayas encontrado tu fusil de disparar poesías. Un fuerte abrazo.

J.Carlos dijo...

Muchas gracias amigo. Me ha sorprendido, alegrado, casi emocionado el encontrarte aquí, y que me dediques estas palabras.
Hemos compartido mucho, pero lo mejor, la amistad de todos estos años.
Otro fuerte abrazo para ti

Ana dijo...

Dulce, gracias por pasarte, leeré con detenimiento ahora mismo tu blog... Es autobiográfico lo que escribo, la gran mayoría... Gracias por leerme... Ahora te leo a vos...
besos
Ana

J.Carlos dijo...

Bienvenida Ana, gracias a ti por visitarme, nuestra propia vida es el mejor argumento para escribir, desahogarnos de ella y compartirla. Seguiré atento a tus palabras.
Saludos

LA FULERITA dijo...

lástima que existan quienes no tienen memoria de su vida ni de sus errores y caen siempre tropezando con la misma piedra.

J.Carlos dijo...

Es nuestro destino, equivocarnos siempre en lo mismo, pero alguna vez, hartos de tropezar y caer, conseguimos seguir adelante esquivando las piedras del camino.
Gracias por visitarme.
Saludos

Anaís Sandiego dijo...

¡Escribes precioso J. Carlos!

Me gustaría tener tu determinación cuando dices "No me asustan las esquinas del tiempo, no temeré lo que pueda encontrarme". Realmente esto caló hondo. Te seguiré leyendo. Un abrazo.

Anaís S.

J.Carlos dijo...

Muchas gracias y bienvenida, somos mucho más fuertes de lo que pensamos. En las esquinas del tiempo hay muchas incógnitas, pero también Tenemos las armas para enfrentarnos a ellas, todos.
Gracias por tu visita y tus palabras.
Saludos

Karmen dijo...

¡Hola! últimamente me desborda la velocidad con la que publicas en el blog... bueno, yo es que soy muuuuuy lenta, jeje...

He leído un poco "a lo loco" tus últimos post y te diré que este poema se lo podrías dedicar a la memoria de tu padre ¿no crees? me parece que le gustaría. A mí me ha gustado leerlo. Positivo y decidido. Así debemos ser siempre, aunque cueste a menudo...

Dejo aquí mi huella para compartir con las tuyas :)

Saluditos, JC

J.Carlos dijo...

Si, ultimamente estoy muy productivo, será la primavera.
Cualquier escrito que yo puda hacer y que hable de decisión, de tirar para adelante, cualquiera de ellos, se lo podría dedicar, porque fué el quien me inculcó todas esas ideas.
Gracias por pasarte y por tu comentario, y no hace falta que me leas "a lo loco", que no hay prisa, cuando puedas o te apetezca, esta es tu casa, ven cuando quieras.
Saludos

Carina Felice dijo...

tus huellas son tuyas y haz de estar orgulloso amigo....:)
un abrazote

J.Carlos dijo...

Orgulloso de lo recorrido, y preparado para continuar el camino.
Gracias por tus palabras.
Saludos

Mari Carmen dijo...

Qué hermosura de pensamientos, y qué bien los transmites.

Abrazos

J.Carlos dijo...

Muchas gracias Mari Carmen, compartir con todos vosotros mis pensamientos en este blog, es el mayor placer para mí.
Saludos