martes, 21 de abril de 2009

¿ES TAN DIFÍCIL ENCONTRAR UNA PAREJA?



Yo siempre me he considerado una persona observadora, y atenta a lo que ocurre a mi alrededor, y llevo años fijándome en una situación que cada vez observo con más frecuencia, el de mujeres jovenes y no tan jovenes, cuya máxima aspiración es encontrar el hombre de su vida.

Es curioso, o no tanto, que cuando más independiente ha sido la mujer, más autónoma en el tema económico que nunca, más dificultades tiene en encontrar la estabilidad en el tema afectivo, en conocer a alguien que merezca la pena para compartir su vida.

Esto puede enlazar con otras entradas mias, que trataba de las relaciones entre hombres y mujeres, pero intentaré ir más allá.

Precisamente esa independencia asuste a muchos hombres, acostumbrados a la idea de llevar ellos lo pantalones, quizás no han evolucionado al ritmo que lo ha hecho la sociedad, están descolocados, y tener delante a una mujer que no soportaría ordenes, ni controles sobre su vida, les hace no iniciar o abandonar la relación.

Pienso que la mujer de hoy, valora y con razón, las conquistas que ha obtenido, su idea de la pareja es igualitaria, de tú a tú, y perder parte de esa independencia, solo sería por alguien que mereciera la pena. Ahora la pregunta es : ¿hay tan pocos hombres que la merezcan?, ¿son ellas demasiado exigentes?, o como dicen algunas, los buenos, o están casados o son gays.

También está el miedo atávico que tienen muchos hombres al compromiso, que picar de flor en flor está bien, pero eso de comprometerse es otra historia. Otra situación es que algunas mujeres tienen el listón tan alto, muchas veces por comparación con algún amor del pasado que las marcó, que no hay hombre que llegue, por mucho que se esfuerce en igualar ese nivel.

Si la mujer soltera lo puede tener dificil, la separada o divorciada roza lo imposible, sobretodo si tiene cargas familiares, (cargas) que "palabro" más feo, muchas quedan como estigmatizadas por el hecho de tener hijos, y la mayoría de las veces su final es acabar resignadas a no encontrar el tipo de hombre que les gustaría, o siendo sitiadas por todas las variantes del "frikismo" masculino.

Al final esto es un asunto de dos, y a lo mejor más sencillo de lo que parece. Por parte del hombre más voluntad de compartir, no imponer, de comprometerse, de dejar a los amigotes y que te lo de todo hecho mamá. Por parte de la mujer, aparte de afinar más con la elección, a veces tenéis un ojo que no veas, y de tirarte unos meses o años con un tipo haciéndote ilusiones, para que te diga al final si te he visto no me acuerdo; tener la paciencia de esperar y mientras observar, dejaros querer, por ese compañero de trabajo, el amigo de mi hermano, el hermano de mi amigo, en fin, que lo del príncipe azul esta muy bien, pero muchas veces destiñe.

Si en una pareja su fin último es compartir una vida, pensar lo que más os gustaría de una persona, lo que da solidez a una relación a largo plazo, eso es lo que hay que buscar, estoy seguro que lo sabeis muy bien.

Y un recordatorio a mis colegas masculinos, hay mujeres maravillosas, mujeres que se merecen mucho más que llegar a su casa por la tarde, ponerse el pijama, leer el best seller de turno y pensar qué hacer el fin de semana, salir y regresar con la idea de no estar lo suficientemente buenas para que un hombre se fije en ellas, digo hombre, no el material de derribo que abunda por ciertos sitios y a ciertas horas; de ver que pasan los años y ese ser especial no aparece y al final por no quedar solas, algunas deciden juntarse con el primer descerebrado que se les arrima. No es justo.


J.Carlos

27 comentarios:

rudaxforever dijo...

Hola! tengo 42 años y una hija de 7, que no es ninguan carga sino una compañía interesantísima! Y qué bien se está por las noches sola en el sofá leyendo los poemas de Anne Sexton!! (Gracias por el comentario)
rudax

J.Carlos dijo...

El caso es ser féliz, con o sin compañía en el sofá, disfruta de tu niña.
Gracias por tu visita.
Saludos

Foxy dijo...

Hola J.C.
Creo que es dificil encontrar a una pareja porque nuestras expectativas de vida necesitan a un compañero y no a un enemigo, cosa que por desgracia en nuestra sociedad machista todavía no asimilan, los logros se pueden multiplicar si tan solo los hombres entendieran que no estamos compitiendo sino que estamos buscando a una pareja para formar un equipo de dieces, de logros y de exitos juntos, creo que ese es el problema, y claro que necesitamos quien nos quiera, y nos mime, no quien nos esté recriminando.
Bendiciones....

J.Carlos dijo...

Has dicho la palabra mágica, "compañero", mientras muchos hombres no se sientan así en una pareja, es muy dificil que esta salga adelante.
Gracias por visitarme.
Saludos

Karmen dijo...

Mmmmm... pues me lo he pensado durante un buen rato para no contestarte con un topicazo y al final, con algo de agujetas en el cerebro, mi respuesta es que creo que en verdad no es difícil encontrar UNA pareja, lo difícil es encontrar LA pareja :)

Saluditos, JC.

J.Carlos dijo...

Buena apreciación Karmen, lo difícil es encontrar la persona que te llene por completo, lo que sobran son sucedaneos.
Saludos

monicaramela dijo...

Encuentro excelente este artículo, no te imaginas cuanto me alegra que estas palabras salgan de un hombre, me disculpo si soy ofensiva con algunos, pero hace poco llegué a un momento de mi vida de profunda rabia, frustracíón e impotencia, llegué a pensar que ningún hombre tenía sentimientos siquiera, perdí la noción de los niveles de cinismo y engaño a los que son capaces de llegar algunos, en realidad fuí muy lastimada. Sin embargo leerte y haber encontrado hasta hace poco a un hombre maravilloso, me han devuelto la esperanza de que sí hay hombres buenos aún en la tierra, seres humanos tan llenos de defectos como nosotras las mujeres, pero tan sinceros y claros como el agua. Entonces coincido mucho con tus palabras y creo que también tuve momentos en los que puse el "listón" muy alto y que de alguna manera me hice tan imposiblemente exigente, y así mismo ví correr a hombres escapistas, así les llamo a los que huyen del compromiso - y ojo que no hablo de matrimonio, sino de sinceridad - que perfectamente deberían estar en un circo y no fastidiando a una de las tantas mujeres seguras e independientes que andamos por ahi, - aclaro mi respeto profundo al circo, porque soy una payasa más - . En fin, excelente escrito que con gusto compartiré con mis amigas, que en general son como yo, y con unos pocos hombres despistados que ahora que estoy con un compañero de vida, andan dando patadas de ahogado en el mar de mi olvido... besos :)

monicaramela dijo...

Por cierto, comparto contigo y con ustedes algo que escribí sobre esto también, bueno hay tanto por decir aún...
http://monicaramela.wordpress.com/2009/01/08/alguien-que/

J.Carlos dijo...

Mónica, piensa que algún hombre bueno hay, y tu has tenido la fortuna de encontrarlo, seguro que la felicidad que te da ahora, compensa toda la frustración que te produjeron otros anteriormente.
No todos los hombres son tan malos, algunos hasta merecen la pena.
Gracias por tu visita y leeré con atención tu escrito.
Saludos

monicaramela dijo...

gracias a vos por despertar las inquietudes flotantes..., te cuento que algunas de mis amigas te han leìdo, y les ha parecido igual de interesante el tema, son tímidas no van a dejar escrita su opinión, pero seré su portavoz!! :) un abrazo, nos seguimos leyendo...

J.Carlos dijo...

Gracias Mónica, y dile a tus amigas que no sean tan tímidas, lo que más me gusta del blog es leer y enriquecerme con vuestros comentarios.
Siempre es un placer tu visita.
Saludos

maria dijo...

Me parece muy bueno tu artículo, en verdad como nujer siento la necesidad de encontrar una pareja que haga equipo conmigo, no que renuncie a su via por unirse a la mía, pero que tenga sueños y aspiraciones que sean compatibles con los míos, y que no demanden egoistamente que yo renuncie a mi camino para vivir como parte del suyo. Creo que hombres y mujeres neccesitamos una pareja con quien desarrollarnos y ser una escencia, de lo contrario no vale la pena unirte a cualquier pareja.
La pregunta es cómo encontrarla?

monicaramela dijo...

jeje, maría es mi amiga, esta usando un pseudónimo me parece!!, ella me lo dijo...saludos

J.Carlos dijo...

En primer lugar bienvenida a mi blog, encantado de tenerte aquí.
Yo no tengo todas las respuestas, ni yo, ni creo que nadie, puede ser un compañero de trabajo, alguien que te presenten, no lo se, es muy difícil, lo que si tengo claro, como veo que tienes tu, que es mejor estar solo que malvivir al lado de alguien que no te llena en absoluto.
Todo llega, puede surgir cuando menos te esperes, ya se que suena a tópico, pero muchas veces sucede así.
Gracias por tu visita, espero que no sea la última.
Saludos

Mari Carmen dijo...

Interesante entrada :) Alguien (una mujer) decía, quizá cargada de razón, que no hay un hombre para cada mujer, hay muchos hombres, según la etapa de la vida, para cada mujer. Y supongo que a la inversa es lo mismo.

Cuando eres joven no es difícil encontrar pareja, salvo que seas un monstruo. Cuando eres adulta, ya sabes de qué va la historia y dudas mucho antes de comprometerte. A veces realmente no merece la pena. Como decía la historia de la hermosa mujer de uno de mis blogs: mejor tener amantes que maridos, y así puedes seguir con tu autonomía sin privarte del placer del encuentro.

J.Carlos dijo...

Las relaciones las hacen las personas, y no hay dos personas iguales. Yo creo que aunque sea en edad adulta, cuando encuentras a alguien que te interesa de verdad, las dudas se disipan, y pierdes el miedo al compromiso, pero claro esos son trenes que pasan pocas veces por la estación.
Gracias por pasarte

Susan Kaley dijo...

Hola Carlos, mucho tiempo sin leerte, aun así siempre tan certero en tus publicaciones, es difícil encontrar un compañero en estos tiempos, pero como dicen no imposible, yo todavía no encuentro a ninguno, príncipe azul, esos no me interesan son de plástico así como el novio de Barby y los muñecos no sirven, mejor un hombre que sepa llevar bien esa tarea. un abrazo ME ALEGRA ENCONTRARTE POR AQUÍ...

Anónimo dijo...

Te veo muy mal de la azotea.

O sea que si la mujer no se compromete es porque resulta muy exigente y no hay nadie a su altura.

En cambio si elhombre no se compromete es porque tiene miedo.

Es lo más patético y manipulador que he leído en mucho tiempo.

No has entendido nada, absolutament nada, del funcionamiento de la sociedad contemporánea.

Pero sigue así en tu burbuja confundiendo tus deseos con la realidad que vas de cráneo.

Anónimo dijo...

Eres un misándrico tio y además repites los mantras del victimismo feminista...

¿qué pasa LOS viudos no tienen ese mismo problema?

pepe dijo...

Un texto absolutamente patético. Básicamente viene a decir que ellas son divinas y los hombres somos unos desgraciados.

Venga, por favor, a otro con la gilipollez. Cualquiera soporta a una española visillera, pelmaza, estulta y soberbia como son casi todas hoy en día. Se está muy bien solo y picando de flor en flor.

El que ha escrito este artículo es un ejemplo claro de: PAGAFANTAS, futuro pagapensiones y pagahijos felizmente divorciado.

En fin.

TREKINIANO dijo...

JC, he leido tu entrada en el blog y en mi opinión siendo hombre no es muy acertada.
Si tus intenciones son las de agradar al público femenino, creo que lo vas consiguiendo, en tanto no agradas al público masculino ya que parecemos ser nosotros los culpables de que ellas no encuentren lo que buscan.
Mira. Hoy en día te encuentras con muchas mujeres y en diversas situaciones. Solteras sin hijos, Solteras con hijos (aclarando un poco, preñadas por otros que las dejaron o bien inseminadas por voluntad propia), divorciadas con hijos o sin hijos y menor medida viudas.
En cada caso, un hombre normal, que no es excesivamente guapo pero con un trabajo normal y un sueldo normal no se comporta de la misma manera.
Hablando con muchos amigos y dialogando con amigas se llega a la conclusión de que las cargas familiares hoy en día son tan importantes que por muy buen atractivo que tenga la mujer, un hombre no la va a considerar.
El hombre que busca pareja la quiere libre y sin cargas, la quiere estable emocionalmente y no va a mirar siquiera, su poder adquisitivo ni si tiene las tetas muy grandes.

Hablando con franqueza, los hombres en España exigimos poco a nivel físico y si bastante a nivel mental, por que nos jugamos, si nos comprometemos a un divorcio, que con la LVG actual nos deja con el culo al aire.
Los que pensamos con la cabeza y no con el rabo, nos hemos dado cuenta de que durante mucho tiempo hemos puesto a la mujer en un pedestal cuando en realidad no se lo merecía tanto, en cambio como hemos sido nosotros los utilizados, los ninguneados y los engañados. Cuando a partir de cierta edad, digamos los 30, es el hombre el que desea el compromiso, el que desea una estabilidad y lo único que encuentra, son mujeres desequilibradas emocionalmente, quizás debido a amores imposibles con una dosis de infantilismo que roza lo increible y con 20000 amigos en sus redes sociales.
Ante este panorama, te planteas si buscas en otras latitudes mujeres más serias con capacidad de aguantar una relación duradera, o bien plantearte que estar solo no es tan malo y que lo que venga ya vendrá.

Por experiencia te diré, que los hombres tímidos y sensibles nunca hemos sido atractivos para ninguna. Actualmente hemos tenido que cambiar para poder optar y aun así nos encontramos con una mujer que en la sociedad española actual ha sido manipulada por los medios, la publicidad, el consumismo, los entornos y por su propia vanidad.

Un saludo.

J.Carlos dijo...

Hola Susan, un placer encontrarte, siento responderte con cierto retraso. Coincido contigo que hoy en día es muy difícil encontrar a alguien adecuado para compartir tu vida, creo que hay que mantener el listón muy alto, no conformarse con lo primero que aparece y saber esperar.
Gracias por tu presencia.
Besos

J.Carlos dijo...

Hola Trekiniano, me ha gustado tu comentario y el tono que has empleado. No me gusta la división hombres contra mujeres, al final todos somos personas. En esta añeja entrada mía sólo quisé reflejar mi opinión del tema y mi visión de una realidad palpable, seguramente estaré equivocado, no lo discuto, pero no me gusta esa idea de "corporativismo masculino" que creo deducir de tus palabras.
Yo respeto mucho a la mujer, creo que tenemos mucho que aprender de ellas y creo que por fin van teniendo el lugar que se merecen en esta sociedad.
Muchas gracias por tu aportación.
Saludos

J.Carlos dijo...

A Pepe y los otros dos "intelectules" anónimos que le acompañan, como veís no tengo ningún problema en publicar comentarios que me pongan a parir, siempre he aceptado las críticas.
Vamos a ver "hermosos", los que no teneis ni puñetera idea del mundo en el que vivís sois vosotros, creo que no teneis muy claro un concepto fundamental, que las mujeres nos dan mil vueltas; mientras estubieron es casa y con la pata quebrada se podía controlar el asunto, pero ahora que están teniéndo el protagonismo que se merecen, acojonan un poco ¿verdad?, y ahora son ese enemigo potencial contra el que todos lo hombres de recia raigambre debemos hace frente común.
Pués no contéis conmigo para tal causa, yo respeto mucho a las mujeres y en muchos órdenes de la vida las admiro.
Habeis dado una imagen esterotipada de la mujer como un ser maquiavélico, en algún caso con flojera mental y saqueadora de bolsillos de maridos incautos.
Cada persona es un mundo, hay mujeres directamente insoportables, pero como no he nacido para mártir de la iglesia, paso de ellas y punto. Yo sólo quiero una relación de igual a igual, con la que compartir mi vida, lo bueno y lo malo, y existen muchas mujeres que dan ese perfil que buscan alguien normal que salga de la ganadería del macho perdona vidas, cuyo mayor inquietud intelectual sea leer el Marca y sacar brillo a la barra de un bar, acompañado de sus congéneres jurásicos.
Puede que sea un "pagafantas", mejor eso que un "devoracubatas" rasteador de hembras calientes que generalmente están congeladas.
Y respecto al "palabro" misándrico, yo no odio a los hombres, ni a nadie en particular, lo que pasa es que no seguir la corriente suele molestar y siguiendo con los términos científicos, sois una panda de misóginos.
Vosotros seguir vuestro camino, cuyo final será estar más solos que la una, o con algún "cayo malayo" por no soportar dicha soledad, o la otra alternativa será cuidar vuestro hígado con algún destilado con el que deis sentido a vuestras vidas de hombres sabios conocedores de la sociedad contemporanea, de la de Alfonso XII se entiende.
Fin de la lección.
Saludos

Alicia dijo...

Buenos días, el problema radica en la pérdida de valores y en el todo vale para ambos sexos, la palabra "comprometerse" da miedo en el mundo actual porque no significa nada, ya no se lucha ahora se abandona ya que es más fácil, los sentimientos se confunden en esta anarquia del amor, y tanto hombres como mujeres escogen a cualquiera por no estar solos sin fijarse bien en los valores o metas que esa persona tiene, luego vienen las sorpresas, pero no serían tantas si ambos sexos nos quitaramos la venda de los ojos a la hora de elegir pareja. Que para tomar copas vale cualquiera, pero para que esa copa que te tomas, tenga un gusto especial y siente bien, quizá deba tomarse en el sitio indicado. Mi consejo para las personas que no tenemos pareja es vivir, vivir la vida que es tan bella y ser feliz, con amigos, sin amigos, con animales, sin animales, con ocio, sin ocio, con.... lo que tu deseas y te haga feliz poner y sin.... lo que tu desees y te haga infeliz. Somos únicos y pasamos solo una vez que recordemos por esta vida, no busques, para y encuentrate y después que la vida provea...

J.Carlos dijo...

Hola Alicia, Bienvenida a mi espacio; estoy totalmente de acuerdo contigo, creo que el primer paso para la felicidad es escontrarse uno mismo, aceptarse, en una palabra, quererse, y como bien dices "después que la vida provea".
Te incluyes en el grupo de no tener pareja, ignoro lo motivos, pero sean cuales sean, ellos se lo pierden.
Muchas gracias por tu aportación.
Saludos

JMO dijo...

Es lo que a mi me ocurre, estoy tan acostumbrada a mi soledad e independencia que me da terror compartirla con alguien o situarme en una relación. Yo a mis 23 años nunca he tenido una relación real, si no que me topado con tipos que quieren que yo haga el papel de "madre" para ellos y ese es otro cantar. Yo estoy aún creciendo a nivel personal y profesional y simplemente no me interesa formar una relación, pero otro tema interesante es la presión social o familiar que esto conlleva. ya a mi edad muchas que fueron compañeras de escuela,o amistades se han casado o tienen hijos,viven la vida tan acelerada que se olvidan de sí mismo. Bien interesante artículo!! bye