lunes, 20 de abril de 2009

¿Nos hemos vuelto imbéciles?, treinta años de diferencia



Os transcribo un correo que me han enviado; como por edad, fui testigo de lo ocurrido hace treinta años, opino, que aunque no estoy de acuerdo con todo, refleja lo que hemos cambiado como país, generalmente para mal, vosotros diréis.

- Escenario: Tienes que hacer un viaje. Año 1979: Viajas en un avión de Iberia, te dan de comer y te invitan a lo que quieras de beber, todo servido por azafatas competentes, en un asiento en el que caben dos como tú. / Año 2009: Entras en el avión abrochándote el cinturón de los pantalones que te han hecho quitar para pasar el control, te sientan una butaca en la que si respiras profundo le metes el codo en el ojo al de al lado y si tienes sed el azafato te ofrece una carta con las bebidas y sus precios subidos un 50% por que si. Y no protestas por si acaso cuando aterrizas te meten el dedo por el culo para ver si llevas drogas.

- Escenario: Manolo tiene pensado ir al bosque después de clase, según entra al colegio le enseña una navaja a Pancho con la que pretende hacer un tirachinas. Año 1979: El subdirector lo ve y le pregunta donde las venden, y le enseña la suya, que es antigua, pero mas buena. / Año 2009: La escuela se cierra, llaman a la guardia civil y llevan a Manolo al reformatorio. Antena 3 y Tele cinco presentan los informativos de las 15:00 desde la puerta del colegio.

- Escenario: Disciplina escolar: Año 1979: Hacías una putada en clase. El profesor te metía dos buenas hostias bien merecidas. Al llegara a casa tu padre te arreaba otras dos. / Año 2009: Haces una putada. El profesor te pide disculpas. Tu padre te pide disculpas y te compra una moto.

- Escenario: Fran y Marcos se reparten unos puñetazos después de clase. Año 1979: Los compañeros los animan, Marcos gana. Se dan las manos y terminan siendo colegas en los billares. / Año 2009: La escuela se cierra, Tele cinco proclama el mes antiviolencia escolar, el periódico 20 minutos titula a cinco columnas el asunto y Antena 3 aposta de nuevo a Matías Prats en pleno temporal frente a la puerta del colegio para presentar el telediario.

- Escenario: Luis rompe el cristal de un coche en el barrio; su padre saca el cinturón y le pega unos buenos latigazos con él. Año 1979: Luis tiene más cuidado la próxima vez, crece normalmente, va a la universidad y se convierte en un hombre negocios con éxito. / Año 2009: Arrestan al padre de Luis por maltrato a menores. Sin la figura paterna, Luis se une a una banda.. Los psicólogos convencen a su hermana de que el padre abusaba de ella y lo meten en la cárcel. La madre de Luis se enrolla con el psicólogo. Mercedes Mila abre la final de Gran Hermano con un discurso relativo a la noticia.

- Escenario: Juan se cae mientras echaba una carrera y se araña en la rodilla. Su profesora, María, se lo encuentra llorando al borde del camino. María lo abraza para confortarlo. Año 1979: Al poco rato, Juan se siente mejor y sigue jugando. / Año 2009: María es acusada de perversión de menores y se va al paro. Se enfrenta a tres años de cárcel. Juan se pasa cinco años de terapia en terapia. Sus padres demandan al colegio por negligencia y a la profesora por trauma emocional, ganando ambos juicios. María, en paro y endeudada, se suicida tirándose de un edificio. Cuando aterriza, lo hace encima de un coche y también rompe una maceta. El dueño del coche y el dueño de la planta demandan a los herederos de María por destrucción de la propiedad. Ganan. Tele cinco y Antena 3 producen juntos la película y definitivamente el plató de los informativos ya queda emplazado en medio de la calle.

- Escenario: Relación habitual entre padre e hijo: Año 1979: Le pido dinero a mi padre para salir. / Año 2009: Mi padre me pide dinero para apaciguar al banco.

- Escenario: llega el 28 de octubre. Año 1979: Llega el día del cambio de horario de verano al horario de invierno. No pasa nada.. / Año 2009 : Llega el día del cambio de horario de verano al horario de invierno. La gente sufre trastornos del sueño, depresión y amenorrea.

- Escenario: El fin de las vacaciones. Año 1979: Después de chuparse una caravana del copón con toda la familia metida en un seiscientos tras 15 días de vacaciones en la costa, se terminan las vacaciones. Al día siguiente se trabaja y no pasa nada. / Año 2009: Después de volver de Cancún, en un viaje todo pagado. Se terminan las vacaciones y la gente sufre trastornos del sueño, depresión y seborrea.

- Conclusión: Nos hemos vuelto imbéciles. Bien nos iría ser un poco normales y decirle a los medios de comunicación que no sean tan sensacionalistas.



6 comentarios:

Karmen dijo...

Ainsss, ¿dónde se ha quedado el optimista patológico? jajajaa...Es broma. Esto es muy complicado. No me quiero enrollar y sé que lo haré... Perdóname desde ya... A ver, por partes:

Yo no comulgo con eso de "cualquier tiempo pasado fue mejor". No quiero NI pensarlo. Es cierto que tal vez hemos involucionado en algunas cosas. Hay superprotección infantil, me parece malo; el exceso de celo con el tema de la seguridad me parece bueno. Han cambiado los roles educativos. Resultado: demasiado niño malcriado. Pero ha cambiado mucho el entorno en el que pasan todas estas cosas. Hay que tenerlo en cuenta.

Hay muchos más coches en circulación y más veloces, es obvio que ahora darte una torta es más fácil. Antes los coches eran de HIERRO, chocabas con una farola y pobre farola...ahora, ni lo sé ni lo quiero saber, jeje..

Los padres trabajan demasiado (los dos) y no tienen tiempo para los hijos; los niños se aprovechan de la poca atención pidiendo cosas, los padres ceden por no discutir. Creo que es sencillamente un problema educacional. Ejemplo: mi sobrino tiene 5 años y si la profe le riñe el nene se pone tieso como una vara porque sabe que mi cuñada también lo hará. Así es y es un niño del siglo XXI. Pero eso implica paciencia y ésa escasea.

Y paro ya, que sino haré otro post y no es de recibo :)

Insisto, creo que estamos mucho mejor en todos los sentidos, la calidad de vida tal vez haya bajado en algunos casos pero es porque no todos somos capaces de adaptarnos a los cambios y optamos por dejar que los cambios manejen nuestras vidas.

Lamento el sermón. La próxima vez no escribas sobre temas que me interesen y listo, jajajaa..

Saluditos.

J.Carlos dijo...

Decía un filósofo, Xavier Zubiri, que un pesimista es un optimista bien informado, puede que tuviera razón; con todo, por la evolución de la sociedad hemos ganado en comodidades, en más libertad en todos los ordenes de la vida, pero a cambio hemos perdido o abandonado valores de siempre, como el sentido del deber, la disciplina en el tema educativo, el respeto y la educación con los demás. Seguramente tengas razón en no saber adaptarnos a los cambios, o que nuestra mejoría económica nos hace olvidar que una sociedad que funciona, la hacemos entre todos y eso quizás es mucho trabajo.
Siempre aprendo algo con tus "sermones", o sea que tranquila y no te cortes, esta usted en su blog.
Saludos
PD : Seguramente el día que explicaron en clase lo de resumir, nos pilló a los dos en casa con la gripe.

Karmen dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Karmen dijo...

A mí me gustan mucho las citas. Te dejo una que no sé de quién es porque no me fío mucho de Internet (de hecho pensaba que la frase que me has puesto era de Saramago)

El pesimista se queja del viento; el optimista espera que cambie; el realista ajusta las velas.

Seamos realistas. Se avanza más rápido así.

Saluditos.

PD: jajaja, ¡sin duda!

Karmen dijo...

Perdona por el post borrado, me equivoqué... ya sabes, yo y mis manías... jajaja... Ah, y un matiz: ser realista siempre lo justo, y sólo porque 'hay que comer', como decía mi padre :)

Ahora sí. Me voy.

J.Carlos dijo...

Vale, aceptamos realismo como animal de compañía, pero como bien dices, hasta cierto punto. Mantendremos las velas ajustadas, pero esperando que cambie el viento.
Por cierto, en caso de duda con las citas, yo siempre se las atribuyo a Napoleón, nadie se entera y quedas de lo más ilustrado.
Saludos