viernes, 29 de octubre de 2010

CATALINA DE ARAGÓN




Como apasionado de la historia que siempre he sido, he acabado por tener una especial simpatía por determinados personajes históricos, simpatía que ha derivado en una especie de fascinación por ellos.

Hay dos casos muy especiales para mi, la protagonista de esta entrada e Isabel Clara Eugenia, la hija favorita de Felipe II. Dos mujeres que destacaron por su fuerte personalidad, inteligencia y una resistencia a quedar relegadas en un mundo dominado totalmente por los hombres.

Centrándonos en Catalina, personaje reconocido pero realmente poco conocido, dió toda su vida una muestra constante de dignidad y saberla mantener en todo momento, por difíciles que fueran las situaciones.

Hija menor de los reyes Católicos, embarcó siendo una adolescente hacia Inglaterra con el fin de desposarse con el Príncipe de Gales, Arturo; este murió al poco tiempo, y ante la posibidad de casarse con el padre del príncipe, el rey Enrique VII, posibilidad negada por los padres de ella, acabó casándose con el hermano menor de Arturo, el futuro Enrique VIII.

Fueron dieciocho años de matrimonio, que todo el mundo sabe como terminaron, ante la eterna espera de un varón como heredero y el encaprichamiento del rey por Ana Bolena, dió lugar a su separación y posterior cisma de la Iglesia de Inglaterra.

Era una reina casi venerada por su pueblo, que siempre apreciaron su generosidad con los más débiles y su saber estar constante en todas sus acciones. Con el devenir de los acontecimientos, la reina repudiada se erigió en toda su dignidad de soberana para hacer respetar sus derechos y los de su hija. Con su resistencia demostró la fortaleza de su carácter. En este sentido, Catalina no cedió a ninguno de los medios a los que se recurrió para hacerla ceder: se la alejó del palacio real, haciéndola aposentarse en lóbregas residencias; se la amenazó con un juicio y con una sentencia por traición. A todo opuso su firme convicción de que prefería la muerte a la deshonra, y de que su destino y el de su hija estaban en manos de Dios.

Tras años de sufrimiento, murió en esas tierras que le fueron tan ingratas, y en las que sería enterrada, pero dejando constancia, hasta el momento final, de que ella era la única y verdadera reina de ese país, y su hija, por tanto, la real heredera, Se dice que en las oraciones que musitara en su lecho de muerte expresaba; “Dios mío, perdónalo tú a Enrique, porque yo no puedo”. Shakespeare diría de ella: “Reina de todas las reinas y modelo de majestad femenina!". Falleció a los cincuenta años de edad.

El complemento musical de esta entrada, viene que ni pintado; Rick Wakeman, teclista del grupo Yes, dedicó un disco a las seis esposas de Enrique VIII, componiendo un tema dedicado a cada una de ellas.

El video que he encontrado es una maravilla, combinando imágenes de Wakeman tocando la pieza con otras extraidas de un documental de la BBC dedicado al tema, espero que os guste.

Con esta entrada sólo he querido reivindicar a una mujer extraordinaria, con la que la suerte no fue muy generosa y casi siempre injusta.

J.Carlos





RICK WAKEMAN (Catherine of Aragon) 1972

15 comentarios:

tecla dijo...

La has reivindicado muy bien J. Carlos.
En algunos momentos me has emocionado. Qué injusta siempre la vida de las mujeres estuvieran donde estuvieran. Utilizadas siempre al servicio y los intereses de los hombres.
La música, la estoy escuchando.
Impresionante.
Si te gusta la historia, escribe sobre personajes interesantes.
Hay quien lo hace y te prometo que es una gozada leerlos.
Entre ellos están los blogs: Bajo el signo de libra, y el otro que leo es La cueva de Susana.
Disfrutarás leyéndolos.
En mi lista de blogs puedes encontrarlos.
Un abrazo de todo corazón amigo.

J.Carlos dijo...

Hola Tecla, esta ha sido una entrada muy especial para mí, quería recordar y hacer justicia con una persona con la que la vida fue muy injusta, y a pesar de ello, mantuvo su dignidad hasta el último momento.
La idea de hacer entradas sobre personajes históricos, lleva mucho tiempo rondando en mi cabeza; te agradezco muchísimo tus ánimos para que lo haga y tus sugerencias de ver los blogs que mencionas.
Muchísimas gracias por tus palabras, no sabes cuanto las agradezco y valoro.
Un abrazo enorme querida amiga

fonsado dijo...

Un personaje muy poco conocido. La "reina triste", como después alguien la llamó, fue alabada hasta por Tomás Moro (nada amigo de españoles).
El vídeo desconocido, pero excepcional.
Saludos.

J.Carlos dijo...

Hola Fonsado, realmente es triste que un personaje histórico de este calibre, por su importancia y comportamiento, sea tan desconocida, incluso en su propio país.
Puede que la sombra de Ana Bolena sea demasiado alargada y lo eclipse todo.
Muchas gracias por tu aportación.
Saludos

Wersemei dijo...

Un hermoso recuerdo a esa gran mujer. El video le va de perlas, refleja a través de la música el caracter imbatible de una gran luchadora.
Gracias amigo por compartir tu sabiduría. Es bonito recordar a personajes históricos que en su día prevalecieron por encima de las injusticias.
Un beso!

J.Carlos dijo...

Hola Wersemei, es casi de justicia el recordar a personas que supieron mantener su dignidad en cualquier circustancia, algo bastante escaso hoy en día.
Gracias por visitarme y compartirlo.
Un beso

Josep Julián dijo...

Hola J. Carlos:
Me uno al resto de comentaristas al recomendarte que sigas con esta serie de relatos históricos. La historia siempre ha sido mal contada por la descontextualización de sus protagonistas y este es un buen ejemplo, a pesar de que la serie basada en los Tudor dio una imagen bastante fiel de cómo fue Catalina y la época que le tocó vivir.
Enhorabuena y a seguir.

J.Carlos dijo...

Hola Josep, muchas gracias por tus palabras y por tus ánimos a publicar más entradas de tema histórico; me lo estoy planteando seriamente, más para dar mi visión de ciertos personajes y situaciones, que una mera relación de fechas y datos.
Un abrazo

Silvia dijo...

Y cuántas mujeres han sido injustamente tratadas en este mundo tan machista... Gracias por mostrarnos la historia de esta increible mujer. Un abrazo

Camy dijo...

No puedo hacer más que continuar con el comentario de Josep Julián, son casi mis propias palabras, las que pensaba escribir y ya leo en el suyo.
Me gusta cómo lo cuentas. Sería estupendo que siguieras de vez en cuando con personajes históricos. Lo haces muy bien.
La serie reciente de los Tudor nos ha traído a todos el recuerdo de una mujer tan fuerte y tan injustamente tratada, ¡claro que el rey de turno, ...!
Un beso

J.Carlos dijo...

Hola Silvia, es ta mujer es un ejemplo de tantas mujeres valiosas, que quedarón ignoradas sólo por su condicón de mujer.
Un abrazo

J.Carlos dijo...

Hola Camy, sigo agradeciéndo los ánimos que me dais para continuar incluyendo estos contenidos en mi espacio.
Es algo que me apasiona y me apetece mucho hacer, además de lo bien que lo habeis recibido esta iniciativa.
Muchas gracias por tu apoyo.
Un beso

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Hola, J, Carlos, he encontrado esta entrada tuya sobre un tema que me apasiona: la historia, y no he podido por menos que empaparme de tus letras para aprender también algo más sobre esta reina que fue la primera víctima de un rey rijoso y egoísta, como fue Enrique VIII. Confieso que de las hijas de los reyes católicos, mi favorita es Juana, pero su hermana menor, Catalina, fue casi tan infortunada como ella y apenas conocida. Probablemente ese carácter fuerte que ambas poseían fuese herencia materna, no en vano su madre dio sobradas muestras de ser una gobernante como pocas en la historia.

Coincido contigo en que Isabel Clara Eugenia es otro personaje historico de lo más sugestivo, aunque la historia está jalonada de mujeres importantes en ese aspecto, la propia Ana Bolena que mentas en tu texto y su hija Isabel I, Leonor de Aquitania...

Bueno, espero que me deleites en otra ocasión con textos tan interesantes como éste.

Te dejo un beso y mis mejores deseos para este fin de semana, amigo mío.

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Ah, se me olvidaba: el vídeo es precioso, no lo conocía, gracias también por él.

J.Carlos dijo...

Hola Mayte, muchas gracias por tus palabras; la historia está repleta de grandes mujeres que consiguieron destacar a pesar del nulo papel que se las otorgaba en la sociedad.
Catalina como Juana, dignas hijas de su madre, son un buen ejemplo de ello.
Intentaré seguir haciendo alguna entrada más de tema histórico, como a ti, es un tema que me apasiona.
Un beso y feliz semana