viernes, 26 de junio de 2009

BUENA PRESENCIA


En muchas ofertas de trabajo, dentro de los requisitos que se solicitan al aspirante, aparece la coletilla "buena presencia", sobre todo en trabajos que van a ser cara al público.

El asunto tiene para mí tres devivaciones; 1ª ¿por qué se solicita ese requisito en la oferta?, 2ª ¿no acaba pesando más un físico determinado que otras cuestiones, para obtener el trabajo? y 3ª ¿quién marca los parámetros de lo que es "buena presencia"?, intentaré dar mi punto de vista a las tres cuestiones.

1ª) Yo entiendo que hay trabajos, modelo por ejemplo, en los que un físico determinado es imprescindible, pero hay otros donde se pide, que no le veo el sentido. En un puesto para vender un producto, lo lógico es tener en cuenta las capacidades de persuasión, facilidad de palabra, imagen de credibilidad; igual algún gurú de los recursos humanos pensó, que si ponemos a una niña mona en minifalda vamos a comprar más el producto que sea, que si nos pusieran otra vendedora menos "agraciada". Pienso que esa es la idea, no se si refutada con los hechos, que prevalece en muchos negocios.

2ª) En cantidad de sitios te encuentras con autenticos bellezones, hombres y mujeres, todos clónicos, a veces pienso si no serán androides, que no tienen ni puñetera idea del producto que venden, que un día los ves vendiendo lamparas y a la semana siguiente ropa, que no tienen capacidad de respuesta al cliente y en muchas ocasiones acaban teniendo que recurrir al responsable para salir del atolladero. Conclusión ante semejante ineptitud, sólo cabe pensar que están ahí por su físico. Tampoco quiero ser injusto, hay hombres y mujeres que a su atractivo les acompaña una buena labor profesional, pero no suele ser la norma general y sin han llegado a ese puesto, lo primero que se tuvo en cuenta, normalmente, fué su aspecto exterior.

3ª) Hay un parámetro general: altos, delgados, jovenes, guapos. ¿Por qué una persona que no reuna esos requisitos, queda eliminada para un puesto de trabajo, antes incluso de saber cuales son sus capacidades profesionales?, el no medir 1,80 de altura, el estar gordo, el no ser ya un pipiolo o no ser la gemela de Angelina Jolie, te expulsa de la lucha por conseguir determinados puestos, donde la "buena presencia" es imprescindible.

Se me ocurren dos respuestas, a cual peor; o piensan que con ponernos una cara bonita vamos a comprar o hacerlo en más cantidad, con lo cual nos toman por imbéciles; o en esta sociedad ya ha quedado como primer y casi único mérito, el ser jóvenes y guapos, que con esos requisitos ya está todo hecho.

Sea cual sea la respuesta, tendríamos que reflexionar a donde nos dirigimos, si los patrones que miden muchas situaciones en nuestra vida, no sólo el laboral, están marcadas unicamente por el físico o la edad de cada cual.

Si es así, esta sociedad que algunos creen tan perfecta, está carcomida por todas partes y si triste es el presente, el futuro no será mucho mejor.


J.Carlos

18 comentarios:

ev dijo...

Hola JC

Pues tú lo has aclarado en tu texto ¿Quién define los parámetros que definen que es buena presencia? Yo no interpreto buena presencia como sinónimo de belleza. Buena presencia implica personalidad, carisma, simpatía, incluso cosas obvias como limpieza y aseo personal y poner atención a la vestimenta. Creo que cualquier trabajo requiere de esto, quiero decir, que para hacer lo que hacemos sea lo que sea debemos preocuparnos también por nosotros mismos. Estoy de acuerdo con tu punto de vista si el empleador se centra en “apariencia bella”. Pero piensa en lo opuesto también, que alguien que tu emplees se presente sucio, sudoroso, despeinado, que se yo, malos modales al comer, con mal humor todo el tiempo etc. Creo que a todo eso se refiere el concepto de buena presencia.

J.Carlos dijo...

Hola EV, por supuesto que nadie quisiera un empleado así; yo me refería a que mucha gente ve lastrada su posibilidad de llegar a algunos trabajos por no tener un aspecto determinado, no por ir mal vestidos o arreglados, yo creo que nadie va a una entrevista de trabajo hecho un guarro y siendo un cafre.
Es un tema interpretable, pero pienso que lo de buena presencia enmascara muchas veces un certamen de belleza.
Gracias por tus palabras.
Un abrazo

ana dijo...

Estamos tontos! porque, no es fácil de entender que por muy buena presencia que tengas, lo mejor es realizar el trabajo de forma correcta y punto. Por qué pesa tanto el físico? comemos por los ojos y hay un montón de cosas más que entran por los ojos. Ál final, lo que todo el mundo quiere es rentabilizar, dinero...Una pena.
Un beso, buen finde,
ana

wersemei dijo...

Te doy la razón en todo lo que escribes sobre el tema.
Mis hijas usan una talla 42 y las rechazarón de varias tiendas de ropa para jóvenes, tenían que usar una 36 o menos para poder llevar puesta la ropa que vendían, y tan solo era para chicas delgadas y altas. Mis hijas no son feas, van limpias y arregladas. Garcias a Dios no les falta trabajo.
A mi marido le dijeron que fuera a la entrevista de trabajo ( hace ya 26 años) arregladito , se presentó con el traje de novio y peinado a la navaja...iba de ceremonia. Le dieron el puesto de trabajo....Consistia en el mantenimiento de unos motores...vamos todo el día lleno de grasa ...jajajaj... ¿donde vamos a parar?.
Prima más el hábito que la inteligencia.

Muy buena entrada.
Un abrazo

J.Carlos dijo...

Hola Ana, eso sería lo que debería pesar, el hacer bien tu trabajo, sin más condicionantes, pero como bien dices en esta sociedad prima sobre todo la imagen que des, estoy de acuerdo contigo, una pena.
Buen finde para ti también.
Un abrazo

J.Carlos dijo...

Hola Wersemei, no me extraña lo de tus hijas, donde más se nota lo de la "buena presencia", es en las tiendas de ropa; después nos escandalizamos por los casos de desórdenes alimenticios, la dinámica de esta sociedad las aboca a ellos.
Tu frase final resume a la perfección la idea de la entrada.
Gracias por tus palabras.
Un abrazo

Ana dijo...

Hola José!
estoy de acuerdo en tus comentarios y en todo lo que han escrito tus lectores, siempre he pensado que el tener buena presencia es sinonimo de limpieza... y esa gente que contrata deberia fijarse mas en la actitud de la gente que en su fisico... pero en fin...
como dices que futuro nos espera...
un abrazo
=D

tecla dijo...

Las reflexiones que te haces J. Carlos, son las que me hago.
Llego a la conclusión....
Bueno, son las tres y media de la madrugada y me siento incapaz de llegar a ninguna conclusión con la que está cayendo.
Lo cierto es que tal y como están las cosas, no es extraño que nos ocurra todo lo que nos pasa.
Un abrazo.

Florencia Botta dijo...

Buenas buenas...
La verdad que supiste interpretar lo que escribí sinceramente tiene un fondo político, como dices vos creer tantas promesas que luego se transforman en decepciones cuando nos damos cuenta que solo fueron las famosas "promesas falsas" y demás, un tema medio particular para conversar aunque creo que la gran mayoría de la humanidad comparte una similar idea de los políticos. Gracias por tus palabras que siempre son estimulantes a la hora de escribir.

Ahora situándome en tu escrito, que puedo decir “tienes razón” no se conocen ni entienden los parámetros que miden una “buena presencia”.
Realmente lo que tendría que importar es la capacidad que tenga una persona u otra en desarrollar las actividades que se les asignen, atributos de la experiencia o la inteligencia, basándose también en la gran necesidad de trabajo. En algunas ocasiones se puede entender como lo has nombrado en tu texto, en ciertos trabajos, pero en la gran mayoría no es necesario…cuantas veces uno padece esa situación de verse reunido en un grupo de personas (de diferentes tipos) y queda visto claramente como “esa imagen física” puede trastornar a algunos y preferir a otros; siendo que la principal causa es “trabajar”.

Un tema interesante has tocado…

Bueno me retiro a beber un cafe, pues aca hace mucho frío…
Un fuerte abrazo…y hasta la próxima.

J.Carlos dijo...

Hola Ana, desgraciadamente vivimos en una sociedad más pendiente de tu apariencia que de tus virtudes o méritos. No hay muchos motivos para ser optimista cara al futuro.
Gracias por visitarme, hasta pronto.
Un abrazo

J.Carlos dijo...

Hola Tecla, es difícil llegar a una conclusión, sea la hora que sea, estamos sumergidos en las incertidumbres.
Gracias por pasarte, hasta pronto.
Un abrazo

J.Carlos dijo...

Hola Florencia, creo que la idea que tenemos todos de los políticos, sean del país que sean es bastante mala, se lo han ganado a pulso.
Yo creo que tu principal estímulo para escribir, está en la riqueza de tu interior, yo solamente me dedico a disfrutarlo y dejarte mis impresiones, de todas formas, muchas gracias.
Sobre el tema de la entrada, yo creo que en lo básico, coincidimos todos, que el físico tiene una importancia excesiva a la hora de elegir o seleccionar a una persona, cuando lo que tienes que buscar es la más capacitada.
Cuídate mucho, del frío también, de todos los frios, hasta la próxima.
Un abrazo

Mari Carmen dijo...

Si vivimos en la sociedad de la apariencia, ¿qué podría esperarse? Hace unos días escuché que los chicos de 30 años, ya son viejos para incorporarse al mercado laboral, y a los 40, ya lo sabemos todos, es difícil de narices encontrar trabajo, si a eso unes que tu físico no sea muy agraciado, vas listo. Nos queda la Administración, donde el físico no cuenta, pero no todos tienen la suerte de sacar una oposición.

En resumen, que somos la sociedad de la tontuna generalizada, donde el ser jovencito y hermoso es un gran valor.

Buenas noches :)

Un abrazo

Sandra dijo...

A pesar de mis años y de mi presencia fijate que he obtenido buenos trabajos.

No soy fea tampoco una belleza pero creo que todo va en sentirse seguro de si mismo a la hora de salir a buscar pega.

Cariños

Sandra

J.Carlos dijo...

Hola Mari carmen, pensar que una persona es mayor para el mundo laboral con treinta años, es casi surrealista. Siempre se valoró la experiencia en el mundo laboral, ahora parece que en ciertos trabajos se ha sustituido por una cara bonita y joven.
Gracias por tu visita.
Un abrazo

J.Carlos dijo...

Hola Sandra, tener seguridad en uno mismo ayuda sin duda, pero por lo menos en este país, tener ciertos atributos físicos, contribuyen mucho para lograr ciertos empleos.
Gracias por visitarme.
Un abrazo

Josep Julián dijo...

Hola J. Carlos:
Después de leer tu entrada y los comentarios creo que poco se puede añadir excepto que alguien que aprecio mucho y dijo hace bastantes años que vivimos en la generación del envase, es decir apreciamos lo que se ve por fuera y lo anteponemos a lo que hay dentro que al final es lo importante.
Pero mucho me temo que estamos perdiendo la partida. En las demandas de empleo e incluso antes de la crisis, los requisitos que se suelen pedir están tan inflados que se llega al esperpento. Lo que sucede en cambio es muy curioso: cuando se lee un anuncio "austero" la gente se pregunta que habrá de trampa y no contesta pensando que es un engaño. Luego ya nos hemos creído aquello contra lo que predicamos. Una pena.
Saludos.

J.Carlos dijo...

Hola Josep, lo de la ley del envase resume perfectamente lo que se ha apuntado en la entrada y los comentarios siguientes, sólo cuenta la apariencia, da igual el contenido; coincido contigo, una pena.
Gracias por tus palabras.
Saludos