sábado, 4 de septiembre de 2010

ENCUENTROS




Vienes por mí y no estoy

La ausencia marca su eco en las ventanas

Los espasmos del hambre gritan sueños

¿Será que me marca el celestial abismo de tu nombre?.



Busco entre la espesura del tiempo

El terciopelo candente de tu piel

Las llamas escondidas de tus sombras corpóreas

¿Dónde estás? no veo más que sombras burlonas.


Mira que yo me escondo

El viento no tiene morada

O eso son las ramas de los árboles para su silbo

O la cueva perdida por donde se hunde el mar

Dame pistas para mi corazón errante

No dejes que se pierda en la búsqueda infinita

de auroras y atardeceres vacíos y yermos.



Necesito la senda de tu ruta olvidada

He tenido tanto tiempo para la soledad

que ésta se extiende como una gran cerca

de un lado el pasto

Libre espacio verde y a la vez atado.


¿Cierra la puerta dices?

Pero de un lado su colindancia es el río.


Atravesaré el muro de agua

Rodearé las barreras invisibles de tus dudas

Caminaré por tu hierba acariciada

Hasta encontrar tu voz perfumada

las rosas de tus palabras.


No hay tiempo

Los días han acabado para mí

sus granos de arena en el reloj

El sol quiere amanecer

pero solo de tu lado.


He escogido una porción de noche

para mi obscuridad

Negra obscuridad que puedo romper

con las luces de mis sentidos

vibrantes y poderosos, dulces y cautivos

Acercaré tus manos al sol

que las abrace.


Poema escrito conjuntamente por Evelyn Cash (http://aposentosnegros.blogspot.com/) y J.Carlos


16 comentarios:

Sandra dijo...

Simplemente hermoso

Saludos

ev dijo...

Bello!

Karmen dijo...

Un placer "leeros" :)

Un beso, JC

tecla dijo...

Es un poema lleno de profundidad, de magia, de misterio que se hunde en los recovecos más hondos de nuestra alma. Un poema que envuelve y que consuela.
Un sueño del que no me gustaría despertar.
Estoy encantada de volver a leerte J. Carlos.
Qué alegría.
Un beso.

Beatriz dijo...

Qué hermosos pasos los de tus versos para crear este Encuentro.
Precioso poema.

Llego después de un delicioso descanso, te leo y me emocionas.

Un abrazo amigo-

Camy dijo...

He vuelto y te he reencontrado.
Te felicito por el poema y también a Evelyn. Cuando las manos se extienden con sinceridad, creo que el sol esé dispuesto a acariciar.
Un beso

ev dijo...

Gracias Camy

J.Carlos dijo...

Hola Sandra, muchas gracias por tu comentario; hermoso es también que vengas a visitarme.
Abrazos

J.Carlos dijo...

Hola Ev, muchas gracias por tus versos.
Besos

J.Carlos dijo...

Hola Karmen, un placer encontrarte y gracias por tus palabras.
Besos

J.Carlos dijo...

Hola Tecla, este poema es fruto de la amistad y mi admiración por Evelyn como autora, compartiendo sus letras, sólo puede salir algo bello.
Besos

J.Carlos dijo...

Hola Beatriz, me alegra saber que vienes de un periodo de descanso, que parece has disfrutado mucho, gracias por tus palabras tan cariñosas.
Besos

J.Carlos dijo...

Hola camy, para mi también es una alegría reencontrarte; creo que la sinceridad es la mejor tarjeta de presentación.
Besos

J.Carlos dijo...

Recomendaros vivamente el blog de Evelyn, tenéis el enlace al final del poema; pocas veces he visto reunida tanta calidad humana y como autora.
No dejará nunca de sorprenderos

Florencia Botta dijo...

"La ausencia marca su eco en las ventanas "Que hermoso escrito..Transmite una oscuridad, oculta y reservada que envuelve de misterio y llena aun mucho mas.
Hace tiempo que no recorria estos medios, los cuales extraño mucho. Pero al volver y poder leerte, siento que nunca me fui. Y las palabras seguiran siendo siempre igual de especiales.

Un fuerte Abrazo.

J.Carlos dijo...

Hola Florencia, yo también extrañaba mucho tus visitas y tus comentarios; aquí el merito es compartido con mi amiga Evelyn, coautora del texto.
Esta entrada se ha convertido en algo muy especial, escrito con una amiga y el reencuentro con unas personas por las que proceso el mismo sentimiento y tu aparición después de una ausencia, hace que se redondé esa agradable sensación que tengo con esta entrada.
Gracias por tus palabras, sigues siendo alguien muy especial.
Un fuerte abrazo