martes, 21 de diciembre de 2010

FELIZ NAVIDAD (O POR LO MENOS INTENTARLO)

El principal objeto de esta entrada no puede ser otro que el desearos lo mejor para estas navidades y que el próximo año se porte lo mejor posible con cada un@ de Vosotr@s.

Yo particularmente me he hecho cada vez más escéptico con estas fiestas, donde su razón de ser se ha ido perdiendo progresivamente para convertirse es una especie de festival del marisco, orgía del colesterol y quema de tarjetas de crédito por uso desmesurado.

No voy a negar que una celebración lleva consigo su parte gastronómica, pedir lo contrario sería absurdo, pero el problema es que lo que era acompañamiento es ya motivo principal. Por no hablar del ansia consumista que nos invade, que parece que se va a acabar el mundo el 7 de enero.

Esta es una fiesta de raíz religiosa, con lo cual no voy a entrar en mayores consideraciones, pocas cosas son tan personales como la religión; pero como ya comenté el año pasado por estas fechas, no está de más que recordemos el mensaje de la persona cuyo nacimiento da sentido a esta fiesta.

El mensaje de Jesús, planteamientos religiosos aparte, es plenamente válido hoy en día, sus palabras de compasión y cercanía hacía los más débiles y desprotegidos, el saber perdonar a los que nos ofenden, su mensaje de paz en suma, debería estar presente entre langostino y langostino, y aunque sólo sea en estas fechas, ponerlo en práctica.

Esa es otra, parece que nuestros buenos deseos sólo se limitan a estos días, el que pueda necesitar de nuestra ayuda no entiende de calendarios, y la capacidad de amar a los demás, no debería ser un sentimiento caducado pasadas estas fechas.

Repito mis mejores deseos, que el nuevo año nos siga dando la oportunidad de comunicarnos entre nosotros y de disfrutar y aprender con los espacios de cada uno, lo he dicho muchas veces, lo mejor de la experiencia de tener un blog, es la oportunidad de conocer a tanta gente maravillosa, que con su presencia, no sólo enriquecen tu espacio, sino, algo más importante, te enriquecen a ti mismo.

Os dejo un tema navideño encontrado en mi ya famoso baúl de los recuerdos; es un tema compuesto y grabado por Los Bravos en 1970, en el que por cierto ya no canta Mike Kennedy, que ya había abandonado el grupo un año antes, sino Andy Anderson, con el que la banda inició su segunda, y para mi gusto, mejor etapa.

Un fortísimo abrazo a
tod@s

J.Carlos


LOS BRAVOS (Hagamos una Navidad) 1970



30 comentarios:

ev dijo...

Feliz Navidad JC
Un poco regañonsillo tu post pero real. Los buenos deseos para los amigos y la humanidad creo que laten siempre en las personas,pero la Navidad sirve como empujoncillo para aquellos que por las razones que sea no lo hacen o dicen todos los días. Es cierto que los días son todos iguales pero extraña la mente humana que a veces por motivo de una celebración pensamos a veces en un cierto amanecer de un día cualquiera, que ese día en especial, es extraordinario.
Beso

Josep Julián dijo...

Hola J. Carlos:
Como a mí me pasa algo parecido con estas fiestas te comprendo del todo. El consuelo es que todo pasará y algún día que ahora nos parece lejano la vida volverá a su cauce.
Muchas gracias por la entrada musical.
Un abrazo.

Wersemei dijo...

Es cierto amigo J. Carlos. Estas fiestas se han ido degradando, todo es consumismo a tope y cómidas sin ton ni son. En casa damos más importancia a reunirnos, no se puede gastar mucho y la cena es lo menos relevante, la cuestión es estar en buena compañía y poder ayudar a quien lo necesita, en estos días y el resto del año.
Hay que ser conscientes y mirar la realidad.
Un beso y gracias por esta hermosa felicitación.
Isabel.

J.Carlos dijo...

Hola Ev, en el fondo mejor tener buenos deseos quince días que no tenerlos ninguno.Tienes razón que la condición humana es compleja y curiosa y por ser un día concreto nos creemos así.
Besos

J.Carlos dijo...

Hola Josep, eso es lo que nos consuela; la verdad que a mi en el fondo la navidad no me desagrada, lo que me saca de quicio es en lo que se ha convertido ahora.
Me alegro que te gustara la canción.
Un abrazo

J.Carlos dijo...

Hola Wersemei, tienes razón que lo importante es reunirse, quizás la única época del año que se consigue, y cuando la compañía es buena, el menú es lo menos importante.
Besos

Millé dijo...

www.eldictadordelbienestar.blogspot.com
Te sigo.Un saludo!

tecla dijo...

Estaré contigo en Nochebuena J. Carlos.
Y lo celebraremos a nuestro modo.
Cómo añoro mi infancia.

J.Carlos dijo...

Hola Millé, bienvenido y gracias por seguirme, me pasaré por tu espacio a conocerlo.
Gracias y felices fiestas.
Saludos

J.Carlos dijo...

Hola Tecla, no podía imaginar mejor compañía, de la forma que sea, será un placer compartirla contigo.
Besos

Camy dijo...

J.Carlos en casi la totalidad suscribo tus palabras, añado que estas fiestas no me gustan, cada vez menos, pero también me excedo en compras y en comida...
Lo mejor para ti en estas fechas y que se extienda durante todo 2011.
Un beso

J.Carlos dijo...

Hola Camy, el que esté libre de culpa que tiré la primera piedra, eso no quita para que reconozcamos el desfase que suponen estas fiestas.
Te deseo lo mismo, todo lo mejor y mucho más, ahora y siempre.
Besos

Sandra dijo...

Feliz Navidad para ti también Juan Carlos!!!

Comparto plenamente tus palabras.

Que la Paz, el amor y la Prosperidad llenen tu hogar con su luz hoy y siempre.

Feliz Navidad!!

Charo Bustos Cruz dijo...

Bellos deseos que comparto y te mando de rebote, J.Carlos...

Te he encontrado por casualidad y celebro haberte encontrado, espero sigamos leyéndonos y compartiendo opiniones...

Feliz Navidad...:

Sentada mirando el cielo
y después de haber recorrido un año de nostalgias y alegrías,
solo queda el amor
que sigue uniendo nuestras vidas.
Vienen a la mente
cada caricia tibia que nos han dado nuestros seres queridos
y los sinsabores que nos ha tocado vivir.
Estamos en Diciembre, mes de dicha y regocijo,
de balances y caminos que uno debe tomar,
pero siempre están aquellos
que nos invita a brindar
el abrazo de un hermano,
cuando no tienes tus padres ya,
y si tu todavía los tienes
no te olvides del beso dar
porque es muy lindo y tierno
cuando te miran sin mas,
son esos pocos momentos
los llenos de felicidad,
les deseo con cariño
una Feliz Navidad.

Besos de corazón a corazón_☺

_Charo Bustos_☺

Beatriz dijo...

No soy de las que pienso que cualquier tiempo pasado fue mejor...con excepciones. En mis Navidades y creo que en la de muchos niños teníamos algo tan valioso como era la ilusión. Tamién esperábamos,¡cómo no! un regalo de Papa Noel y lo imaginábamos entrando sigiloso por algún hueco de la casa, y su imagen se nos quedaba retenida entre nuestros párpados que se negaba a cerrarse cuando nuestros padres nos mandaban a dormir convencidos de que si no lo hacíamos no habría regalo. Y a la mañana siguiente, un Parchis envuelto en papel brillante, unos lápices de colores, una cartera nueva para el cole, y nosotros alegres inventándonos el lugar por donde había entrado Papá Noel.
Quiero decir con esto que más que el valor del regalo era la ceremonia casi mágica que se vivía en cada hogar.

J.Carlos
Gracias por tus villancicos-
Paz, salud e imaginación para ser felices ¡Siempre!-

Silvia dijo...

Feliz Navidad!:
yo también opino como tú. Pienso que es una fiesta totalmente comercial y consumista, que el mensaje real se ha cambiado por el de "gasta mucho y sube tu colesterol". De todas formas, creo que no sé si porque anochece muy pronto en estas fechas o por el frio, uno se acuerda mucho de familiares y amigos.También de las personas que ya no están. Yo quiero regalarte un fragmento del libro "Historia del rey transparente", sobre una palabra que debería cultivarse en esta época y siempre:

" -¿Sigues escribiendo tu libro de palabras?
-Sí. ¿Por qué?
-Porque quería regalarte una palabra. La mejor de todas.
-¿Ah, sí? ¿Cuál es?
-Compasión. Que, como sabes, es la capacidad de meterse en el pellejo del prójimo y de sentir con el otro lo que él siente.
-Si, me gusta. Pero ¿por qué dices que es la mejor?
-Porque es la única de las grandes palabras por la que no se hiere, no se tortura, no se apresa y no se mata...Antes al contrario, evita todo esto. Hay otras palabras muy bellas: amor, libertad, honor, justicia...Pero todas ellas, absolutamente todas, pueden ser manipuladas, pueden ser utilizadas como arma arrojadiza y causar víctimas. Por amor a su Dios encienden los cruzados las piras, y por aberrante amor matan los celosos a sus amadas. Los nobles maltratan y abusan bárbaramente de sus siervos en nombre de su supuesto honor;la libertad de unos puede suponer prisión y muerte para otros y, en cuanto a la justicia, todos creen tenerla de su parte, incluso los tiranos más atroces.
Sólo la compasión impide estos excesos; es una idea que no puede imponerse a sangre y fuego sobre los otros, porque te obliga a hacer justamente lo contrario, te obliga a acercarte a los demás, a sentirlos y a entenderlos. La compasión es el núcleo de lo mejor que somos..."

Montero, R. "Historia del Rey Transparente". Ed. Círculo de Lectores. Página 444.

Un abrazo y felices fiestas :)

J.Carlos dijo...

Hola Sandra, te deseo lo mismo, para ti y todos los tuyos y que el proximo año sea lo más generoso posible contigo.
Un fuerte abrazo

J.Carlos dijo...

Hola Charo, bienvenida a mi espacio, un placer que las casualidades de la red te descubrieran mi blog.
He visitado tu espacio y también celebro haberlo encontrado, tenemos ese punto en común de nuestro amor por la poesía, más con el precioso poema que adorna tu comentario.
Un placer encontrarte y todo lo mejor para estas fiestas y el próximo año.
Un fuerte abrazo

J.Carlos dijo...

Hola Beatriz, tienes razón que nadie vive la navidad tan intesamente como los niños; es una época mágica para ellos, que al ir creciendo va desapareciendo, quizás la única manera de poder disfrutar de estos días sería mirarlos con los ojos de un niño, lo podemos intentar.
Lo mejor para estos días y me sumo a tus deseos par lograr la felicidad.
Un fuerte abrazo

J.Carlos dijo...

Hola Silvia, muchas gracias por tu regalo literario. El sentimiento de compasión, que puede reaparecer en estas fechas, para volver a desaparecer el resto del año, nos debería llevar a pensar que el único objetivo que tenemos en la vida es el hacer el bien, en la medida de nuestras posibilidades; creo que es lo justifica nuestra existencia, vencer ese egoismo que nos parecen haber impuesto y tener siempre presente las necesidades de los demás.
Felices fiestas a pesar de todo, que seas lo más feliz posible y lo mejor para el 2011.
Un fuerte abrazo

fonsado dijo...

Totalmente de acuerdo con tus planteamientos.
Un abrazo.

J.Carlos dijo...

Hola Fonsado, muchas gracias, a pesar de lo que nos rodea, te deseo lo mejor para estas fechas.
Un abrazo

Karmen dijo...

Bueno, JC, tú ya sabes mi opinión sobre el temita "japi navipeich" ¿verdad? :) por tanto, me remito a esas palabras que tú ya has leído... pero me paso por aquí, por supuesto, porque sabía que había buenos deseos para todos y esos me los quedo para mí, sea Navidad, 1 de mayo o el día de la Hipanidad, jeje...

Sé feliz, disfruta siempre y no cambies nunca...

Bss mil y un abrazo gigante...

J.Carlos dijo...

Hola Karmen, lo de menos es la fecha del calendario, los buenos deseos han de ser perennes todo el año, más hacia las personas queridas, que como tu os acercais hasta este espacio.
Te deseo todo lo mejor Karmen, y gracias por estar siempre presente.
Un besazo enorme

aroma dijo...

Un mar de realidades que comparto contigo...pensamos idem :)

Un abrazo y mil sosnrisas cuidate...

J.Carlos dijo...

Hola Aroma, creo que somos muchos los que coincidimos en nuestra valoración de las navidades, aunque vayamos a contracorriente.
Mil gracias por tu presencia y todo lo mejor para el nuevo año.
Un abrazo enorme

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Siento haber llegado tarde a esta entrada, José Carlos, pero espero, como te dije antes, que para ti tanto la Nochebuena como el día de Navidad, hayan sido muy felices, son días donde se han perdido los antiguos valores religiosos y se han sustituido por un consumismo feroz, es cierto, pero también donde la gente siente un atisbo de solidaridad y generosidad con los más necesitados y al menos y durante unos días, ellos reciben algo de lo que a los demás les sobra, cosa que, por desgracia, apenas reciben en otras fechas, quizás sea porque la gente se siente un poco culpable de tanto despilfarro habiendo tanta necesidad por el mundo, (a veces al lado mismo de nuestra puerta), pero la solidaridad nunca viene mal, ojalá fuese Navidad todos los días, por eso y por el ambiente festivo y alegre que se vive, que entona los corazones y te lo digo yo, que no soy creyente, jeje, pero que también la celebro, porque como cristiana fui educada y siempre fue para mí un tiempo feliz.

Me encantó la canción de Los Bravos, grupo al que conocí, aunque no este tema.

Otro beso grande!!!

J.Carlos dijo...

Hola Mayte, los amigos nunca llegan tarde, siempre son bien recibidos.
Coincido contigo que aunque sea sólo en estas fechas, bien está que la sociedad vuelva sus ojos a los que más necesitan, y siendo optimista, que sirva para que alguien no los pierda de vista el resto del año.
Muchas gracias por tus palabras y mis mejores deseos para ti.
Un beso enorme

monicaramela dijo...

Regresé!!, me hiciste regresar a tu blog y con mucho gusto. Veo que hay muchos cambios, me alegra, eso demuestra que se está moviendo :). Me ha gustado mucho esta entrada, comparato mucho de lo que dices, sobre todo eso del fin del mundo, justamente pensé en algo similar hace unos días. Creo que cada año es necesario re-significar estas fechas, - como remando contra una fuerte corriente de consumo, egoísmo y vanidad-. Para mí la navidad es recordar con alegría y gratitud la venida de Jesús, como tu dices "más allá de la religión", y como una posibilidad exclusiva de los seres humanos para practicar la fe, la esperanza y la compasión.

Mis mmejores deseos para tí en este nuevo año. :)

J.Carlos dijo...

Hola Mónica, bienvenida de nuevo a tu casa, es un placer volver a recibirte.
Me alegra que coincidamos en la idea que tenemos de la navidad, e intentemos rescatar la idea original de estas fiestas, entre tanto consumo desaforado.
También te deseo todo lo mejor para este año nuevo.
Un fuerte abrazo