domingo, 21 de febrero de 2010

LA ÚLTIMA PUERTA



Observo las hojas amarillas caer,

días de mi vida que ya marchitaron,

sembrando la última senda al pasar,

cansado ya de recorrer caminos.


No tengo miedo a doblar la esquina del tiempo,

llevo los bolsillos cargados de amor y vacios de odio,

pagué mis deudas lejanas y mis errores fatales,

nada debo, nada espero, sólo el último segundo.


La luz se apaga como en los días de verano,

lenta, pausada; se extingue, sólo veo mis recuerdos,

sólo el reflejo de los tiempos navegados,

en un mar de plata que se ennegrece a cada instante.


Estoy casi ciego, pero mi corazón te ve claramente,

tus ojos, perlas negras en tu rostro nacarado,

amarte fue vivir, no necesito más horas, me diste las suficientes,

oigo tu voz lejana, me acompañará cuando cierre la última puerta.


La negra noche me apresó, no siento más que un silencio que me azota,

tengo frío, un aire helador sacude mi cuerpo inerte,

no oigo, no siento ya nada, sólo paz, mucha paz,

no lloréis, no es el final, es sólo otro principio.

J.Carlos


NEIL YOUNG (Philadelphia) 1994

23 comentarios:

Karmen dijo...

Qué tristeza se cuela entre tus bellas palabras JC, pero por otro lado qué alegría el saber que no se tienen cuentas pendientes con nadie antes de partir, ¿no crees?

Bello el tema que acompaña tu poema yel recuerdo de una peli imprescinidble. Cuando la ví lloré casi todo el tiempo que duró, pero ya terminada mi corazón lloró mucho más.

Besos JC.

carmensabes dijo...

Intenso y lleno de posibilidades el mensajes del poema.
Cuentas pendientes no hay, sólo comienza un camino limpio y claro. A corazón abierto.

Me encantó.

muchacha en la ventana dijo...

Bellísimo tu poema,me he quedado sin palabras. La música tb es tremenda.
me alegra que estes en paz con el mundo y tranquilo. un abrazo

J.Carlos dijo...

Hola Karmen, es algo a lo que tenemos que aspirar, marchar con el saldo a cero, sin deber nada a nadie, sin ninguna ofensa sin perdonar.
La música es maravillosa, se te hace un nudo en el interior al escucharla, pero ese es su poder su capacidad para emocionarnos así.
Besos Karmen

J.Carlos dijo...

Hola Carmen, otro camino que se abre, nada es el final, sólo el comienzo de otra cosa.
Muchas gracias por tus palabras.
Besos

J.Carlos dijo...

Hola Muchacha, un montón de gracias por tus palabras; intento estar en paz y tranquilo, a veces me cuesta, pero sólo hay un rumbo, mirar hacia delante.
Besos

Nahahya dijo...

Hermoso poema lleno de dulces palabras que muestran como está el corazón. Emociones que se asientan y conviven en armonía.

Un abrazo muy sereno para ti
Naia

J.Carlos dijo...

Hola Naia, casi siempre nuestras palabras son el espejo de nuestro corazón, de nuestras emociones.
Asentar esas emociones y lograr esa armonía debe ser uno de nuestro objetivos.
Muchas gracias por tus palabras y tu presencia aquí.
Besos

Beatriz dijo...

Hermosa y tristes palabras en tu poema "no tengo miedo a doblar la esquina del tiempo,llevo los bolsillos cargados de amor y vacíos de odio"
Un despedida asentada en la dignidad, sin resentimientos...en paz.
Ojalá todos los adioses tuvieran esa música, tan dulce. La de tu poema.
un Abrazo

J.Carlos dijo...

Hola Beatriz, siempre en la marcha, en el adios, no debemos dejar nada pendiente detrás de nosotros, mucho menos cosas negativas, son una carga muy pesada.
Gracias por tus palabras.
Un abrazo

Camy dijo...

¡qué paz escuchar a estas horas a Neil Young! gracias.
El poema me entristece por más que sé que esa última puerta no sea el fin,...
El sol seguirá brillando y la vida se reinventará de nuevo.ç
un beso

Red. dijo...

En el ocaso de la vida, se sentirá uno igual que de joven, en espíritu?

Si es asi y el cuerpo no acompaña... como que el final hasta se espera con ansia.

Muy bueno el poema!!

J.Carlos dijo...

Hola Camy, Es cierto que aunque sepamos que no es el final del todo, no quita para que nos entristezcamos.
Me quedo con la parte final de tu comentario, muy buena.
Besos

J.Carlos dijo...

Hola Red, el espíritú lo tenemos que mantener, sea cual sea tu edad, sin el, el ocaso nos llegará antes de tiempo.
Muchas gracias por tus palabras y tu presencia.
Besos

Ana dijo...

hoy entro a visitarte y me encuentro con una desnudo de tu alma...
haces las paces con tus recuerdos e inicias un nuevo camino...
al leer tus palabras y despues ver el video mi cuerpo quedo inerte solo quedo paz... mucha paz
tienes razon no es el final

=)

J.Carlos dijo...

Hola Ana, nada me puede dar más satisfacción que hayas sentido esa paz después de leer mi escrito.
Casi nada es el final, sólo que muchaas veces nonos damos cuenta.
Un besazo

tecla dijo...

La muerte es una transformación y a la vez, una liberación.
Gracias J. Carlos.

J.Carlos dijo...

Hola Tecla, una manera muy lúcida de interpretarla.
Gracias a tí por dejar tu huella.
Besos

tecla dijo...

Te extrañaba con esta nueva fotografía que te has puesto.
Mucho más sexi así.
Un abrazo.

J.Carlos dijo...

Gracias Tecla, ya era hora de actualizar la foto, pero creo que me he pasado saliendo con corbata, acepto sugerencias.
Un abrazo

Red. dijo...

Nada más temido que el momento de la muerte, del que nadie puede escapar. Pero cuando se te va acabando todo, es como cuando la mamá le saca a su hijo de a poco todos los juguetes para que vaya a dormir: llega un punto en que se torna todo tan aburrido que ni ganas le da de permanecer despierto!!

Muy buen post. Besos,

Red. dijo...

Nada más temido que el momento de la muerte, del que nadie puede escapar. Pero cuando se te va acabando todo, es como cuando la mamá le saca a su hijo de a poco todos los juguetes para que vaya a dormir: llega un punto en que se torna todo tan aburrido que ni ganas le da de permanecer despierto!!

Muy buen post. Besos,

J.Carlos dijo...

Hola Red, muy buena tu reflexión sobre un tema del que poca gente le gusta hablar, hay que tratarlo con naturalidad y es cierto que puede darse la situación de no quedar nada por hacer y no importarte dar el último paso.
Muchas gracias por tus palabras y tu presencia.
Besos