lunes, 29 de noviembre de 2010

HAIKU 12 (Polonia)



Monumento a los heroes de la insurrección de Varsovia de 1944


LLANURAS ROTAS


SANGRE LIBRE, DESTINO


VIENTOS DE LUCHA


He estado recientemente en Polonia, una semana maravillosa conociendo un país y una gente inigualable.

La historia de Polonia es la lucha constante por su identidad y libertad; siempre rodeados por grandes potencias, han visto incluso como su país desaparecía fruto de un reparto de su territorio.

Pero frente a esas agresiones, el pueblo polaco nunca se rindió, siempre luchó por defender su derecho a vivir libres y ser dueños de sus destinos.

Hago especial referencia a la segunda guerra mundial, donde no sólo resistieron la invasión alemana todo lo que pudieron, sino que el 1 de agosto de 1944, estalló una insurrección en Varsovia, finalmente sofocada 63 días después, pero donde el pueblo de Varsovia defendió su ciudad hasta el último ladrillo.

Visité el campo de exterminio de Auschwitz, un lugar que te hiela la sangre, donde se produjo el genocidio de más de un millón de personas, especialmente judíos; y donde ves como la maldad humana puede llegar a unos límites insospechados.

Polonia fue el país que más bajas sufrió en ese conflicto, pereció el veinte por ciento de su población.

Sirva este haiku y estas palabras para rendir homenaje a un pueblo único y animaros para que visitéis esta gran nación, yo regresé hace una semana y ya estoy pensando en volver.



Un brindis por tod@s vosotr@s desde el barrio judío de Cracovia.


J.Carlos

24 comentarios:

Josep Julián dijo...

Hola J. Carlos:
La verdad es que Polonía se constituye como una metáfora sobre lo que la determinación de los hombres pueden lograr en circunstancias extremas. Como dices, hasta dejaron de existir como país y eso no fue óbice para que su sentimiento nacional perviviera hasta recuperarlo y mucho más allá.
No creo mucho en las nacionalidades pero hay excepciones que merecen todo mi respeto y esta es una de ellas.
Un abrazo.

Silvia dijo...

Feliz regreso!. Esa zona de Europa siempre ha estado en mis planes de viaje. Gracias por tus recomendaciones. Un abrazo

tecla dijo...

Me has conmovido con tu haikus J. Carlos.
Aparte de eso, el fondo de pantalla, le da una sensación de intimidad profunda y austera, una entrañabilidad que lo hace tremendamente cálido e impactante.
He conocido a personas de Polonia y son gentes muy cumplidoras y responsables. Con un gran sentido de la disciplina y el trabajo.

ev dijo...

Bienvenido JC ahora desde tu blog.
Muy bueno todo, las fotos, el haiku, el viaje sin duda, pasajes tristes de la historia pero con esperanza.
Un abrazo

J.Carlos dijo...

Hola Josep, totalmente de acuerdo; ¿cómo acusar de nacionalista al pueblo polaco con la historia que han tenido?.
Me alegra que por fin vean su futuro despejado y puedan ser dueños de su presente y su futuro.
Un abrazo

J.Carlos dijo...

Hola Silvia, pues no te lo pienses; yo estuve en Cracovia y Varsovia y como comenté en la entrada con ganas de volver para seguir conociendo el país.
Un abrazo

J.Carlos dijo...

Hola Tecla, muchísimas gracias por tu comentario respecto a mis haikus, cuando tienes la inspiración de ese gran país, no tiene mayor mérito.
Si Polonia es un gran país, sus gentes no le van a la zaga, todo lo contrario.
Un abrazo

J.Carlos dijo...

Hola Ev, has definido perfectamente la historia y el presente de Polonia, "pasajes tristes de la historia pero con esperanza".
Muchísimas gracias por tus palabras.
Un abrazo

Mar-Giverny dijo...

¡Yo estuve a finales de julio de este año! un gran viaje y un recuerdo imborrable. También me instalé en Kazimiers.
Un abrazo.

J.Carlos dijo...

Hola Mar, creo que cualquier visita a Polonia no deja indiferente a nadie.
Precioso barrio, como toda Cracovia.
Un abrazo

Camy dijo...

Te acompaño en el brindis y por todos los pueblos que una y otra vez vuelven a renacer y a mantener su propia identidad.
Un beso

fonsado dijo...

La dictadura mantuvo una permanente neblina sobre la cultura, historia y arte de los llamados "países del este", que poco a poco se va descubriendo y admirando.
Opino lo mismo que tú sobre Polonia.
Saludos

muchacha en la ventana dijo...

Precioso haiku, lo cierto es que el pueblo polaco, ha estado siempre en manos de unos y otros, no se les ha dejado tener su propia identidad como pueblo.

con respeto a la recomendación queda anotada, supongo que visitar un campo de concentración, es ver el mal físicamente.

un saludo

J.Carlos dijo...

Hola Camy, encantado que me acompañes; espero y deseo que este sea el renacimiento definitivo del pueblo polaco, nadie se lo merece más.
Un beso

J.Carlos dijo...

Hola Fonsado, todas las dictaduras persiguen la uniformidad, el control, la desaparición de las señas de identidad.
Pero nada pudieron con el ímpetu de los polacos de mantener su identidad y sus ansias de ser libres.
Saludos

J.Carlos dijo...

Hola Muchacha, muchas gracias por tu visita y tus palabras; como viaje pocos pueden ser tan recomendables y la visita a Auschwitz, creo que con todo lo dura que es, es imprescindible para comprender el alcance del holocausto y a donde puede llevar la maldad sin límites del ser humano.
Saludos

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Hola, José Carlos, encantada de conocerte, te devuelvo la visita, muy agradecida de la tuya. Precioso ese haiku y más aún por ser un homenaje a un país y a un pueblo siempre maltratado por las ansias expansionistas de sus poderosos vecinos.

Aunque he viajado bastante, aún no he estado en Polonia, si bien hace 3 años estuve a punto de decantarme por ese destino, pero al final me decidí por Túnez, aun así, lo tengo muy presente para un futuro viaje. Y bueno, imagino lo que te supondría visitar Auschwitz, porque hace años estuve en el campo de Terezin, en la República Checa, y la verdad es que fue un dolor, se adivinaba el horror del pasado histórico tras cada muro, tras cada silencio...

Y bueno, me uno a tu blog para continuar visitándote, puesto que la historia, el arte y la poesía son temas que tenemos en común. Además, somos casi vecinos, pues soy asturiana.

¡Un beso y muy feliz semana!

J.Carlos dijo...

Hola Mayte, un placer recibirte en mi espacio y muchas gracias por tus palabras.
Te recomiendo totalmente el viaje a Polonia, un país muy especial, marcado a fuego por su historia, a mi me ha resultado un viaje inolvidable.
Esta es tu casa, pasa cuando quieras.
Un beso y también te deseo feliz semana

Marinel dijo...

Hola J.Carlos;
Es un placer conocerte y saber algo más sobre ese país más "menos conocido" que más, y su lucha por la supervivencia.
Y naturalemnte brindo junto a ti,aunque desde otro lugar bien diferente.
Qué bonito debe ser viajar por tantos rincones que esperan al viajero.
Un beso y gracias por pasar por mi refugio.

J.Carlos dijo...

Hola Marinel, un placer encontrarte y se bienvenida a este espacio.
Polonia, injustamente desconocida, es un país que merece todo el respeto y admiración y su visita un destino de lo más apetecible.
Muchas gracias a ti por visitarme.
Un beso

Karmen dijo...

JC, ya sabes de mi opinión sobre Polonia y sus gentes. Un descubrimiento en todos los sentidos y que me confirma que a veces los seres humanos somos maravillosos, a pesar de...

Cracovia me fascinó y pasear por su barrio judio me pareció un viaje en el tiempo, ¿a ti no?

Tu haiku una delicia, como siempre :)

Te mando un beso gigante.

J.Carlos dijo...

Hola Karmen, no puedo más que coincidir contigo, de Cracovia con decir que es la ciudad soñada por mi para vivir, creo que lo digo todo.
De su gente, se acabarían los adjetivos para definirles, un pueblo espectacular en todos los sentidos.
Muchas gracias por tus palabras Karmen, un placer encontrarte.
Un besazo

www.lacoctelera.com/atardeceres dijo...

Fuerte sin duda visitar aquellos lugares donde hubo tanto dolor y sufrimiento, pero toda una experiencia de vida que nos hace reafirmar que el hombre y sus terquedades...por decirlo de modo educado, hacen de este mundo a veces muy difícil el camino de la vida.

Un saludo mi niño y te felicito por tener la maravillosa posibilidad de conocer y estar en sitios que para la humanidad representan tanto.

Paula

J.Carlos dijo...

Hopla Paula, un enorme placer encontrarte, practicamente casi todas mis vistas en Polonia fueron a lugares cargados de dolor y de recuerdo a hechos luctuosos, pero como bien dices, todos ellos con un mesaje de lucha y de no rendirse jamas.
Un beso enorme paula