domingo, 17 de mayo de 2009

FELIZ CUMPLEAÑOS PAPÁ




Hoy, diecisiete de mayo, mi padre hubiera cumplido ochenta y seis años; él desgraciadamente sólo pudo cumplir sesenta y trés, y aunque han pasado tantos años, cada día le echo más de menos; es curioso cuando dicen que el tiempo es el olvido, en mi caso ha sido todo lo contrario.

Mi infancia fue bastante lamentable, he borrado de mi memoria casi todos los recuerdos de entonces, y de lo poco que he salvado ha sido la imagen de mi padre. Él, como dice Roberto Carlos en una canción, fué "lo único cierto en horas inciertas". Gran parte de lo que soy hoy en día , para bien o para mal, se lo debo a él.

Él me inculcó unos valores que he intentado cumplir toda mi vida; honradez, honestidad, ser íntegro, curiosidad por aprender, amor a la cultura, respeto a los demás. Si he cumplido con ellos, lo tendrán que juzgar los demás.

Esos valores y otros, fueron los cimientos sobre los que he intentado construir mi vida, y han sido sólidos, han aguantado muchos temporales. Como padre, un oficio difícil, hizo bien su trabajo.

Pero aunque han pasado tantos años, como decía antes, le echo mucho de menos. Echo de menos sus consejos, nuestras largas conversaciones, nos daban las cuatro de la madrugada hablando, echo también de menos ese sentido del humor que tenía, irónico y muy ácido. Echo de menos su presencia junto a mí, con eso creo que lo digo todo.

Poco más puedo decir un día como hoy; que te quiero papá, que te echo mucho de menos, que te marchaste muy pronto. Feliz cumpleaños, donde quiera que estés.



J.Carlos


PD : Como homenaje, y como un regalo para él, dejo la que fué siempre su canción preferida.


Atahualpa Yupanqui (Los Ejes de mi Carreta)


13 comentarios:

ana dijo...

Es un bonito homenaje. Seguro que él se sentirá orgulloso también de ver cómo sus enseñanzas han sido aprovechadas y te han hecho ser una persona íntegra, con valores que hoy en día suelen ser poco frecuentes.
Qué curioso, es la canción preferida de mi madre también.
Un beso J.Carlos,
ana

ana dijo...

P.D.Tienes el reloj de los comentarios atrasado 9 horas.

Karmen dijo...

La canción preferida de mi padre era otra (Nessum Dorma, cantada por Pavarotti) Adoraba la música clásica. Sí que tiene en común con el tuyo que también se fue demasiado pronto. En eso sí que coinciden. Y en que también yo le echo mucho de menos cada día...

Esta vez te mando un beso :)

J.Carlos dijo...

Gracias Ana, no se si he aprovechado muy bien sus enseñanzas, lo he intentado, y lo intento cada día.
Tienes razón que esos valores, que deberían ser comunes, son más bien escasos hoy en día, igual no hemos mejorado tanto con lo años, sino lo contrario.
Gracias por tus palabras.
Otro beso para ti.

PD: Tienes razón lo dejé tal cual venía con la plantilla, debo tener la hora de California, en fin un día de estos ...

J.Carlos dijo...

Gracias Karmen, demasiado pronto, demasiado, pero bueno, nos quedá de ellos lo que nunca morirá; los recuerdos, sus enseñanzas, su ejemplo.
Nessum Dorma, Pavarotti, Puccini, le alabo el gusto, una pieza maravillosa, como seguro era él.
Un beso Karmen

De Tejada dijo...

Cuando alguien honra a sus antepasados, independientemente de como éstos le hayan tratado, algo se pone en su sitio, algo adquiere sentido, las preguntas encuentran respuesta -aunque no nos demos cuenta de ello-, el pasado vuelve a ser pasado -donde siempre debió quedarse-, las piezas de la vida empiezan a encajar, y ésta empieza a fluir, no sólo para el que honra, también para quienes le rodean, incluso un poco para el resto del mundo. Por eso, el homenaje a tu padre sólo admite una respuesta: GRACIAS. Si todos hacemos este ejercicio desde dentro, todos los problemas encontrarán su solución.

Tempus fugit dijo...

Hermoso homenaje a tu padre, ayer debió ser un día agridulce para ti. Que el tiempo es el olvido desde luego es incierto y yo también lo digo por experiencia.
Un abrazo

J.Carlos dijo...

De Tejada, Honrar a los antepasados está bien, pero cuando se han merecido tanto ese recuerdo, sería de mal nacidos no hacerlo.
Encantado de encontrarte.
Saludos

J.Carlos dijo...

Si fué agridulce, pero con la satisfacción de recordar a un padre, que marcho pronto, pero dejó la mejor semilla trás de si.
Gracias por tus palabras.
Un abrazo

Mari Carmen dijo...

El tiempo es el olvido según para qué cosas. Entiendo tu nostalgia de él. Yo aún tengo a mi padre (a mis padres), aunque no esté físicamente a su lado, pero sé que está ahí, muy cerca, para lo que necesite.

Tu padre estaría muy orgulloso de ti, estoy segura.

Un abrazo

J.Carlos dijo...

Tu que tienes la suerte de tenerlos, disfruta lo más posible de ellos, que no te quede ningún te quiero pendiente, para cuando ellos no estén.
Saludos

mara-mara dijo...

No borres jamás esos recuerdos, son y serán siempre tu mejor tesoro, cuídalos como si fueran tus hijos..., al menos tú si posees recueros, hay quienes ni siquiera tienen eso.

besos.

J.Carlos dijo...

Lo son Mara, no hay día que no me visiten y no sean bien recibidos.
Como también sois bien recibidos todos los que os acercais por aquí, y enriquecéis el blog con vuestros comentarios.
Gracias y bienvenida.
Saludos